Categoría:   Concurso

Proyecto:    Terraza  Gin

Ubicación:  Novo Sancti Petri, Chiclana de la Fra.

Año:               2015

Fotografía:  Javier Orive , Hotel Barceló Sancti Petri

Infografías: Suraña Arquitectos

Partiendo de una terraza con cobertura de madera y cañizo a cuatro aguas de elevada pendiente sobre cuatro grandes pilares, que se utiliza actualmente de gintonería y coctelería, concatenada físicamente con otras terrazas similares de apoyo a la restauración, entre los jardines del hotel Barceló Sancti Petri, y cuyo destino y configuración inicial fue al parecer experimental, resulta ser bien acogida entre la clientela. La dirección del hotel, consciente de que adolece de adecuación tanto a nivel de infraestructuras, como de configuración espacial, mobiliario, iluminación ambiental y protección de los vientos y bajas temperaturas de la noche, nos plantea el reto de proponer la configuración formal de este espacio lleno de posibilidades por sus vistas al mar y el maravilloso y cuidado entorno del hotel.

Los accesos son varios, sin clara distinción entre los del servicio y los de los clientes, pues  algunos son muy estrechos. Esto hace necesario focalizar una entrada principal que provoque la llamada de atención del usuario. Se entiende que esta entrada debe ser, por circulaciones principales, la que desemboca al espacio previo a la terraza junto a escalinata principal, espacio rectangular propuesto para la ampliación de la terraza, y cuya conexión desde las terrazas a niveles superiores, podría ser complementada por una rampa accesible, que discurra por el límite con la zona ajardinada y enlazando con la que discurre desde recepción.

Nuestro nuevo ámbito de terraza, necesita de un elemento configurador que reciba al cliente de la zona de entrada y provoque la continuidad entre este espacio descubierto exterior y el interior de la terraza, que a la vez nos permita la cubrición de este, para entenderlo ya como parte de la terraza. Este elemento se reinterpreta a partir de la estética del hotel, retomando la celosía de madera que vemos de soporte y que ahora se configura en un módulo de 1,5x4m con celosía interior realizada en madera y color blanco velado. En el espacio previo, se utiliza este módulo a modo de pórtico con postes aleatorios, permitiendo su cubrición y se introduce poco a poco bajo la cubierta sujetándose con tensores a la misma, cambiando el aspecto actual y dando continuidad al exterior–interior. En los mismos postes de los pórticos, se insertan las mesas destinadas a taburetes altos, que se limitan a esta zona de antesala.