Categoría:   Concurso

Proyecto:    Centro de Encuentro Cultural Bahía de Algeciras

Ubicación:  Algeciras

Año:               2006

El proyecto esta dirigido a paliar el colapso que están sufriendo los centros públicos de equipamiento cultural de la ciudad, tanto debido al aumento de la población, como la creciente participación de esta en actividades culturales, cursos de formación, talleres y eventos culturales en general.

Así se propone un elemento, interfaz entre situaciones limites, que no incompatibles, a modo de descompresor desde la una ciudad colapsada en su borde, a la vez de crear una nueva CENTRALIDAD URBANA que aglutina funciones publicas y ciudadanos, que es apoyada por un renovado sistema infraestructural y por un ambicioso Hinterland para el Puerto de Algeciras y q funciona de punto de conciliación y reconocimiento entre la ciudad y el puerto.

Para que el edificio funcione como dinamizador del nuevo centro urbano, la propuesta esta apoyada en unos principios de partida que han ido guiando la concepción del proyecto:

– FLEXIBILIDAD-MULTIUSOS. No se pretende solamente al flexibilidad física del edificio, sino una flexibilidad en un sentido más amplio: programática, abanico de edades, alternancia de horarios, usos compatibles en periodos de parada programática, posibilidad de poder rentar espacios en desuso dentro del edificio, a modo de subvenciones del tipo “semillero de empresas”.

– INTERFACE entre puerto-ciudad, ciudad-espacio libre, ciudad-mar (conciencia hca.).

El edificio funciona como elemento “puerta del mar” desde la ciudad al nuevo espacio libre proyectado en el sector, funcionando como descompresor urbano, espacio de paso desde el ajetreo de la ciudad a un ambiente mas relajado

 RELACION-PUBICO PRIVADO. ¿Cómo un edificio público, puede ser accesible al público? Es inevitable el límite, debido a cuestiones obvias de seguridad, mantenimiento, control de las instalaciones. El problema se ha enfocado más  desde la “sutileza” del límite, o de su percepción, más que de su existencia. También la sensación de poder apropiarse del edificio, libremente, a cualquier hora del día, ya que los circuitos principales del usuario recorren toda la fachada sureste sin ningún tipo de limite, comunicando de una forma cómoda, el espacio libre urbano con la cubierta mirador del edificio, en el que se ha dispuesto un importante volumen de oferta de ocio.

– ACTIVADOR. El ámbito de atracción al usuario, no solo va a ser a nivel charcal, sino a nivel comarcal. Hoy en día, aunque ha aumentado la participación ciudadana en este tipo de actividades, todavía hay una gran apatía general. Con la hibridación de programas, se pretende objetivo, atraer al espectro de usuarios mas amplio posible.

Con estas premisas, necesitamos una especie de descompresor, que nos de la presión de una ciudad saturada, a un ámbito mas acogedor, igualmente abierto, donde a la vez, redescubramos la lamina de agua de la Bahía de Algeciras. Por eso, el edificio actúa a modo de filtro, prestando una cara más fuerte, de escudo, hacia la ciudad colapsada, y abriéndose hacia un espacio de estar, descansar, observar, conversar…