Categoría:   Concurso

Proyecto:    111 viviendas en Ronda del Estero.

Ubicación:   San Fernando

Año:            2010

En este concurso, el programa planteaba una tipología de manzana cerrada, pero considerando que la Ronda del Estero es el “limite” consolidado entre la ciudad y el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, nos parecía que cerrar el edifico al interior y construir una fachada dura al entrono natural era seguir manteniendo la actitud que se venía dando de dar la espalada a una situación tan privilegiada, por tanto, abrimos la manzana al Parque e introducimos una banda de transición verde, que se introduciría bao el edificio el cual se planteaba con forma escalonada inversa y que daría continuidad la plaza planeada en la parcela adecente con el espíritu de que se configurara como un elemento de diálogo entre las dos situaciones. Por desgracia, de construirse, quedaría como una isla entre fachadas anodinas de bloques de viviendas de VPO, pero, ahí estaría.

Por otro lado, en la situación actual, la vivienda multifamiliar, consigue los mejores resultados energéticos por habitante y metro cuadrado construido “agrupando las viviendas” hasta un cierto punto que  permita beneficiarse de una menor exposición a la intemperie, de la eficiencia de las redes energéticas y del uso del espacio bajo el diseño bioclimático, todos estos los criterios, se pueden desarrollar sin tener que  suponer un añadido al coste económico de la construcción, solo dependiendo de la formalización de la propuesta; cerramientos con mayor dimensión en cámaras de aire, ventilaciones cruzadas, orientaciones sur-suroeste con ventanas generosas, optimización de recorrido de instalaciones, uso de materiales económicos para la construcción, vegetación…

Todas estas consideraciones se usan como hilo conductor del desarrollo de la propuesta que plantea este concurso, el cual plantea un  encaje de un masivo programa para 111 viviendas, locales y garajes.

Se optó por agrupar núcleos de cuatro viviendas  por planta, de forma que, por lo general  las comunicaciones servirían a 20 viviendas, optimizando así las zonas comunes. Se configuraron patios de luces de pequeñas dimensiones  (3,5 x 5m) ,  evitando los patios de mayor superficie en pos de zonas libres generadas a base de  conseguir grandes espacios comunicados,  con dos objetivos:

  • Concentrar la zona edificada y liberar todo el espacio posible en las plantas mas bajas,  para traer la zona verde colindante y que esta se haga presente en el edificio, evitando que la  edificación sea un elemento barrera en las conexiones entre el paisaje y la ciudad.
  • Reducir los m2 de cerramientos exteriores, favoreciendo el abaratamiento  de construcción,  y ayudando a favorecer la relación entre superficie útil y construida. (0,9m2/m2)

El juego de volúmenes creado en la propuesta y  su  configuración formal conjugándose  con el entorno, las zonas verdes y la conexiones visuales con el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, son la forma de entenderse en este edificio los  valores arquitectónicos, y no dejándolos supeditados a los materiales empleados que podrían encarecer la propuesta. El enfoscado y  pintado tradicional en las fachadas, acabados provisionales con vinilos en los locales con la intención de que se acristalen posteriormente, baldosas de hormigón y adoquines de hormigón prefabricado en las solerías exteriores, carpinterías de aluminio, etc, garantizan la durabilidad, el fácil mantenimiento y reposición,  además de facilidad en la ejecución .